Una familia neuquina asegura que su casa está siendo invadida por alacranes que provendrían de un baldío lindero en el barrio Provincias Unidas, de la capital provincial.
Según Alicia Nielsen, la dueña de casa, el terreno baldío lindante tiene yuyos de más de un metro de alto y que desde la Municipalidad no le dieron respuestas ante sus pedidos de intervención.
Fue su marido quien primero logró capturar y encerrar en un frasco de vidrio a un alacrán que le caminaba por el hombro mientras miraba televisión en su sillón.
Embed
Al poco tiempo, la mujer mientras cocinaba, se topó en su mesada con otra de estas alimañas a la que también encerró en el mismo frasco.
La familia asegura que la pesadilla por la presencia de estos arácnidos no es nueva. Hace tres años, uno de sus nietos sufrió una picadura de alacrán en un pie mientras estaba en casa de los abuelos.
El pequeño sintió un dolor muy fuerte cuando se puso la sandalia y al sacársela su mamá encontró el alacrán. La picadura le produjo una gran ampolla que le duró varios días.
"Me da pánico, la semana que viene llega mi hijo con los nietos y tengo que ponerle un colchón en el piso. No voy a estar tranquila con estos bichos adentro", describió Alicia a LM Neuquén.
Embed
"Estamos desinfectando constantemente nuestra casa, pero siguen apareciendo los alacranes. Ya ni me animo a dormir con la ventana abierta por miedo a que ingrese otro. Necesitamos que se limpien los baldíos para que no sean generadores de estos bichos", agregó.
La mujer vive sobre la calle Basavilbaso al 1.500 desde hace 15 años, el mismo tiempo por el que reclama a la comuna que obligue al propietario del baldío de la esquina que lo limpie.
Además, en la vereda de enfrente hay otro terreno que también está cubierto de yuyos, que incluso impide el paso de los vecinos.
Embed
Nielsen aseguró que ya ni abre las ventanas de su casa por miedo al ingreso de los alacranes. Además, contó que otros vecinos de la cuadra también se encontraron con estos arácnidos dentro de sus viviendas, además de roedores y todo tipo de insectos.
Luego de encontrar los alacranes dentro de su casa, la mujer se comunicó con la Municipalidad para alertarlos de la situación. "Sólo me dijeron que me volverían a llamar para darme el número del reclamo. Pero aún no pasó nada. Yo cumplo con mis impuestos, los llamé a ellos primero. Pero si no responden, tengo que hacer pública esta situación", consideró.
La vecina de Provincias Unidas aseguró que los alacranes que aparecen ahora son distintos a los que habitaban desde siempre en la zona de las bardas neuquinas, "estos tienen manchas marrones y son mucho más ponzoñosos que los otros", finalizó.