Ocurrió en el barrio porteño de Parque Chacabuco. El contador estaba visitando a un amigo. Uno de los guardaespaldas del testigo protegido resultó herido.

El automóvil de Leonardo Fariña fue baleado el lunes por la noche mientras cenaba en el departamento de un amigo en el barrio porteño de Parque Chacabudo. Se trataría de un intento de robo al voleo. Tras un intenso tiroteo entre asaltantes y la custodia del testigo protegido, uno de los delincuentes resultó abatido.

Embed


Además, un prefecto resultó herido por el siniestro. Según trascendió, hubo una balacera de unos 100 disparos entre los cuatro guardaespaldas del contador y los malvivientes.