Hugo Hidalgo, el hombre acusado de asesinar a una mujer y a su hija adolescente en Punta Lara, se negó a declarar y el fiscal Marcelo Romero solicitó agravarle la imputación.
Hidalgo llegó este miércoles a la fiscalía de La Plata en medio de un fuerte operativo de seguridad y, como se esperaba, se negó a declarar. Su situación procesal quedó más comprometida luego de que los forenses que hicieron las autopsias a los cuerpos concluyeron que las víctimas fueron ultimadas salvajemente.

Con ese informe preliminar, el fiscal pidió sumarle a la imputación los agravantes de "alevosía y ensañamiento".

Embed
El hecho ocurrió el sábado 28 de enero cuando Maruja Chacón Pérez (50) y su hija Shirley Cielo Barrientos (15) salieron de su casa de Ensenada. Según declaró un testigo que se cruzó con ellas aquel día, la mujer le comentó que iban a almorzar a Punta Lara con un amigo que les había prometido un trabajo.

Nada más se supo de ellas hasta la madrugada del martes 7 de febrero, cuando sus cuerpos fueron encontrados sepultados en la vivienda de Almirante Brown 319, que un compañero de trabajo le había prestado al "Ninja" para que pasara allí unos días. Aparentemente Maruja y Shirley no sabían que Hidalgo se llamaba así, ya que ellas lo conocieron un par de meses antes como Hugo Marcos Amiel.

El mismo día que se descubrió el doble femicidio, el sospechoso intentó sacar plata en un cajero de Ensenada y la justicia ordenó su captura nacional e internacional. La búsqueda duró exactamente una semana.