Diez años atrás y bajo la mirada atenta de los paparazzis, Britney Spears tomó una máquina de afeitar y se rapó la cabeza.

A mediados del 2007, Britney Spears sorprendió al mundo entero cuando apareció públicamente con la cabeza totalmente rapada. A esto se le sumaron una serie de escandalosos episodios, como un intento de atacar a un coche con un paraguas o iniciar una larga batalla con su ex marido, Kevin Federline, por la custodia de sus hijos Sean y Jayden James.


Seguí leyendo más en RatingCero.com.