A partir de esta noche y hasta el domingo, el Servicio Meteorológico Nacional anuncia precipitaciones, con algunos mejoramientos temporarios. La temperatura rondará entre los 23 y los 29 grados.
La semana arrancó pasada por agua y terminará de la misma manera. Al menos hasta el sábado a la noche habrá mal tiempo, con tormentas y chaparrones. El sol asomará en ráfagas de ocasiones durante los próximos tres días. Recién el domingo se espera que las condiciones climáticas tiendan a estabilizarse, pero seguirá mayormente nublado.

Para este viernes, el pronóstico indica probabilidad de chaparrones y tormentas durante todo el día, y vientos moderados a leves del sector norte, cambiando al sector oeste. La mínima será de 23 grados y la máxima de 29. El sábado se repetirán las mismas condiciones. Por la tarde, habría algunos mejoramientos y el sol podría salir en breves momentos.

El domingo ya amanecerá estable, con cielo nublado pero sin pronóstico de lluvias. Los vientos soplarán del sector norte y las marcas térmicas rotarán entre los 22 y los 29 grados.