Chloe le mandó una carta al CEO de Google, Sundar Pichai, quien a su vez le devolvió la gentileza con una respuesta más que satisfactoria. Futuro brillante.
Los planes de Chloe Bridgewater van viento en popa. Con sólo siete años, la niña ya logró captar la atención del CEO de Google, Sundar Pichai, con una carta en la que le pidió trabajo con una breve descripción de ella que le daría envidia a más de un egresado universitario.

"Querido jefe de Google", escribió Chloe, "cuando sea más grande quiero trabajar en Google. También quiero trabajar en una fábrica de chocolate y ser nadadora olímpica", detalló la ambiciosa muchachita de Hereford, en el Reino Unido, informó el sitio Daily Mail.

Para dejar las cosas en claro de entrada, Chloe le informó a su potencial empleador que tiene natación los sábados y martes. "Mi papá dijo que puedo sentarme en puffs, tirarme por un tobogán y manejar un kart si trabajo en Google", enumeró la chica sobre los beneficios que espera recibir de la empresa.

La niña explicó que tiene todas las cualidades de un buen trabajador de Google: "También me gustan las computadoras y tengo una tablet en la que juego. Mi papá me dio un juego en el que tengo que mover un robot de un cuadrado a otro", señaló Chloe.

Unos días más tarde, Chloe obtuvo la respuesta de Pichai, quien le informó: "Espero con ansias recibir tu solicitud de empleo en Google cuando hayas terminado la escuela :)".

Embed