Dos chicas muy ruidosas que tomaron el vuelo de Praga a Londres fueron una pesadilla para los pasajeros que las acompañaban. Thomas Hayward, de 25 años, regresaba de una ruptura con su novia y filmó el momento en el que las detuvieron.

"El vuelo fue de una hora y media, pero se sintió como si fuera eterno. Las dos chicas estaban al lado de la salida de emergencia y causando todo tipo de problemas. En un momento incluso gritaron 'Allahu Akbar' a pesar de ser dos muchachas británicas católicas". Esa frase significa "Dios es grande" en árabe.

Detuvieron a dos chicas ruidosas

Hayward, de Twickenham, al oeste de Londres, añadió que todos aplaudían cuando los oficiales las abordaban en el aeropuerto de Stansted.