Nicolás Delgadillo, una de las grandes últimas apariciones de la cantera de Vélez, se vio involucrado en las últimas horas en un escándalo luego de ser denunciado por protagonizar un choque en el camino del Buen Ayre tras el cual se habría dado a la fuga, dejando a un hombre herido en el otro vehículo.
El hecho ocurrió el último 4 de febrero y, según relataron los denunciantes, el jugador chocó el Ford Focus que manejaba Marcelo Albornoz por venir a alta velocidad a bordo de un Volkswagen Vento (que sería de su representante) y se dio a la fuga, dejándolo herido en su auto.

El hombre estuvo unas horas en observación en el hospital por traumatismos multiples en la cabeza y el pecho. Pero fue dado de alta el mismo día, aunque está con reposo domiciliario.

Embed
"Nosotros somos gente de laburo. No tenemos un trabajo fijo por lo que ahora que mi marido está en reposo, estoy saliendo a trabajar yo para sostener la casa. Se nos está haciendo muy difícil", contó Carmen, la mujer de Albornoz, a minutouno.com.

Sin embargo, ante esta denuncia, el jugador de 19 años decidió publicar un comunicado en las redes sociales para desmentir las acusaciones y contar su versión de los hechos. "Todo lo que se está diciendo es mentira", explica en la nota.

Según admite Delgadillo, el accidente sí existió, aunque de manera muy diferente a lo relatado por Albornoz: "Yo venía por la mano rápida y un 207 gris me golpea la rueda delantera derecha y la puerta. Al golpear es impulsado al medio de la autopista y ahí es cuando el Focus lo intercepta al Peugeot 207".

Sobre la acusación que habla de que se dio a la fuga, el volante ofensivo explicó: "Yo me detengo a los 400 metros porque al tener la rueda rota no podía frenar de golpe".

Además, Delgadillo a su vez denuncia que quisieron "venir a apretarlo" al darse cuenta que era jugador de Vélez.

Éste es el comunicado completo:

Delgadillo.jpg