El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, dio una entrevista a ámbito.com en la que se refirió a las protestas por la merma de cupos para ingresar al Conicet y por el recorte presupuestario. "Hay quienes piensan que soy un traidor y colaboro con un ejército de ocupación", dijo.
Hace poco que Lino Barañao cumplió su primer año en la gestión Cambiemos. Fueron meses intensos en el Ministerio de Ciencia y Tecnología desde la presidencia de Mauricio Macri, "complicados" como los define el titular de la cartera. Primero vino el cese de los contratos, luego el recorte presupuestario que impuso el macrismo y ahora la reducción de nuevos investigadores.
Embed
Ante la polémica en torno al recorte del presupuesto para el área y las protestas por la merma de cupos para ingresar al Conicet, lo que tiene en claro el ministro es que "es una tarea más ingrata que en los dos periodos anteriores".
Para este año, el Conicet aprobó el ingreso de 450 profesionales, la mitad en la comparación con 2015. Durante una entrevista con ámbito.com, Barañao dio su visión sobre el rol de los científicos en el país, señaló la escasa apuesta de los empresarios locales por la tecnología, explicó por qué una parte de los científicos lo considera un "traidor" y delineó su futuro en el gabinete de Macri.
Embed
Periodista: ¿Qué pasó con el recorte del Presupuesto?
Lino Barañao: La situación tuvo mucho que ver con un tema informativo, porque muchas veces el presupuesto original y el que se ejecuta no guardan relación. Se amplificó porque había una expectativa negativa, y una cierta necesidad de profecía autocumplida. Es un tema que se irá resolviendo durante el año. En 2016 finalmente tuvimos casi $3.000 millones más que en 2015, porque existe una voluntad del Ejecutivo de reasignar partidas.