Bárbara García Crespo
Bárbara García Crespo
A pesar de que el Gobierno estimó una inflación menor al 20% anual y que los mercados inmobiliarios hablan de subas de un 30%, los inquilinos tienen que enfrentar aumentos de entre el 35 y 60% a la hora de renovar el alquiler.
Victoria G. tiene 32 años y vive con sus dos hijos de cinco y dos años. Desde hace cuatro años vive en el mismo PH en el barrio de Flores. En marzo tiene que renovar el alquiler pero el dueño le pidió una actualización del 60% y luego, 12% semestral. Según se justificó el hombre, estos años perdió contra la inflación y necesitaba recuperarse. "Me dio un ultimátum, si no aceptaba, que me fuera. Que era lo que se estaba ofreciendo en el mercado y no quería seguir perdiendo", explicó Victoria a minutouno.com.

"La realidad es que el dueño sabe que no me voy a ir porque empezar un nuevo contrato es peor, además de todos los requisitos que me piden. Acá tengo garantía de Provincia que en la mayoría de los lugares no me aceptan. Me voy a terminar quedando pero estoy prácticamente ahogada", relató.

Infografia Alquileres Aumentos REnovación
Así aumentaron los alquileres.<br>
Así aumentaron los alquileres.
La situación de Victoria se repite entre los millones de inquilinos que hay en el país. Mientras los operadores inmobiliarios aseguran que se está pidiendo entre un 25 y 30% para renovar los alquileres, los inquilinos sostienen que los números son bastante más elevados. Hay casos en que la renovación llega al 60%.
Se aprovechan porque no hay posibilidad de comprar
Candela P. vive con su pareja en Colegiales y paga $4900. Le pidieron un aumento del 40% y al año otro 30%. "Ahora tengo que pagar $7000, más las expensas que aumentan. No alcanza para nada, ojalá el sueldo subiera de esa forma", sostiene la mujer de 36 años. "Se aprovechan porque no hay posibilidad de comprar, no hay créditos y la demanda es cada vez mayor. Aunque sigan aumentando siempre va a haber alguno que agarre. Es todo muy injusto", agregó.

La situación de los alquileres es compleja y los inquilinos son los principales perjudicados, sobre todo por la creciente demanda que hay y la imposibilidad de sacar créditos accesibles.

"No se entiende por qué es el mercado inmobiliario el que fija los precios que le convienen, ni qué fórmula usan. Ellos hablan del 30% pero la realidad es que es mucho más ya que los aumentos son semestrales. Es un truco que hacen", explicó Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados.

Embed
En ese sentido, sostuvo que "el inquilino no tiene posibilidad de irse a otro lado. Se maneja todo a las reglas de la inmobiliaria o el propietario y el inquilino no puede negociar nada. Saben que vas a terminar aceptando la renovación porque siempre es peor tener que arrancar un alquiler de cero", agregó Muñoz.

El referente de Inquilinos Agrupados resaltó que esos porcentajes varían mucho de acuerdo a la zona. Por ejemplo, en la zona sur de la Ciudad el porcentaje de aumento es mayor que en la zona norte.

"El inquilino que menos recursos tiene, el que no tiene posibilidad de irse a otro lado o de negociar, es al que se le imponen los aumentos más desconsiderados. En cambio, en la zona norte, hay tener más capacidad para cambiar de lugar, conocen la ley y pueden negociar mejores precios", enfatiza. Los alquileres no son progresivos, por lo que siempre generan mayor impacto en el bolsillo de los que menos tienen.

LOS ABUSOS

Trampas alquiler.jpg
Los inquilinos son los más débiles y más perjudicados dentro del mundo inmobiliario. Con la nueva ley de Alquileres que tiene media sanción en el Senado y se espera que se discuta en los próximos meses en diputados, se busca paliar algunas de estas injusticias:

-"Si no te gusta andate": los inquilinos tienen que pagar absolutamente todo. Desde la comisión para la inmobiliaria, las firmas (incluso la del propietario), garantía (generalmente exigen de familiar directo), presentar los recibos de sueldo. Además de que no hay posibilidad de negociar nada del contrato.

-Expensas: no vienen discriminadas, por lo que el inquilino tiene que pagar el arreglo del edificio, del departamento,etc.

- Renovación: no hay posibilidad de diálogo y en algunos casos hasta exigen volver a hacer todo el trámite de firmas y papeles que, por supuesto, todo va a cuenta del inquilino.

¿QUÉ PODRÍA CAMBIAR CON LA LEY DE ALQUILERES?


Embed
-Se termina la discusión sobre el precio de los alquileres ya que se establece un índice promedio entre la inflación y el salario para que sea objetivo. Será anual y no podrá aumentar más que lo que se indica.

-En los 60 días previos a la finalización del contrato las partes interesados se tienen que juntar para hacer la renovación. Los contratos no serán a 2 años, sino a 3.

-Las expensas extraordinarias y el impuesto inmobiliario las tiene que pagar el propietario.

Si bien son cambios que no deberían entorpecer la práctica del mercado inmobiliario, corredores y propietarios están haciendo todo lo posible para que no salga la ley. "Genera una resistencia increíble porque, como durante tiempo se explotó tanto al inquilino, no se acepta que hoy en día tenga las herramientas necesarias legales para hacer valer su derecho. Durante todos estos años se operó con total impunidad y no quieren perder eso", argumentó Gervasio Muñoz.

¿Sos inquilino? ¿Cuánto te pid...