Un joven de 26 años se desangró hasta morir luego de una mordida fatal de un tiburón en la isla de Reunión. Se trata del vigésimo ataque desde 2011 en esta zona del océano Índico.
La isla francesa de Reunión, situada en el océano Índico, al este de Madagascar, es una zona considerada peligrosa, prohibida al baño y a las actividades náuticas. Sin embargo, un joven de 26 años se animó al desafío y falleció tras ser atacado por un tiburón.

Según confirmaron las autoridades locales, la víctima estaba practicando una variante del surf llamada bodyboard, que consiste en navegar tumbado sobre la tabla. Mordido en la arteria femoral, el surfista se desangró y ya estaba muerto cuando fue sacado a la orilla por los bomberos. Se trata del vigésimo ataque de tiburón desde 2011 en esta isla de océano Índico, de los que ocho fueron mortales y más de la mitad afectaron a surfistas.

Embed
"La peligrosidad del lugar estaba señalada por carteles de prohibición de baño y actividades náuticas, pero fueron arrancados durante el fin de semana", afirmó Marie-Lise Chane To, adjunta al alcalde de la municipalidad de Saint-André, en la costa este de la isla.

El joven estaba acompañado por unos amigos cuando fue alcanzado por el escualo. Sus compañeros salieron de inmediato del agua y avisaron a los bomberos, pero no se pudo hacer nada por salvarle la vida.