Luego de una jornada agobiante, donde la sensación térmica alcanzó los 38 grados, llegaron las precipitaciones. El SMN emitió un alerta por lluvias fuertes y ocasional caída de granizo para el área metropolitana.
Al igual que ayer, después de un día asfixiante, las lluvias trajeron algo de alivio, aunque seguirá el calor intenso todo lo que resta de la semana. En la Ciudad y el conurbano bonaerense rige un alerta por tormentas intensas y granizo. De hecho, en varios barrios porteños como en distintas localidades de la Provincia cayeron piedras, aunque pequeñas.
"Se espera que en lo que resta del día de hoy y madrugada de mañana jueves se generalicen estos fenómenos, que pueden ser localmente intensos con abundante caída de agua en cortos periodos, fuerte actividad eléctrica, ráfagas y ocasional caída de granizo", señala el organismo del tiempo.
Embed
Y aclara que no se descartan mejoramientos temporarios. Para mañana, el tiempo lucirá inestable todo el día, con una mínima de 23 y una máxima de 33 grados y elevada sensación térmica. Por la tarde noche, el SMN prevé nuevamente tormentas pero aisladas.
El viernes amanecerá estable y no se anuncian lluvias. Habrá buen tiempo, con marcas térmicas que rotarán entre los 22 y los 31 grados. El sábado habría algunos chaparrones matinales pero luego las condiciones tenderán a estabilizarse. Será otro día de mucho calor al igual que el domingo, con máximas que alcanzarán los 32 grados.
Mientras tanto, continúa el "alerta amarillo" para la Capital Federal por la persistencia de la ola de calor.