Deportivo Capiatá, aquel que le ganara a Boca en la Bombonera por la Sudamericana, y Atlético Paranaense jugaban por la Libertadores cuando un delantero de los paraguayos hizo algo nunca antes visto. A pesar de la artimaña, su equipo perdió y quedó eliminado.

Una situación insólita se vivió en el encuentro entre Deportivo Capiatá y Atlético Paranaense por la Copa Libertadores de América.

El atacante de Capiatá Julio Irrazábal le desató los cordones de los botines a Carlos Alberto, volante de Paranaense.

Irrazábal cordones rival

El paraguayo se disponía a patear un tiro libre cuando el brasileño se puso delante de él. Simulando que acomodaba la pelota, no tuvo mejor idea que agacharse y tirar del cordón de su botín derecho.

El partido, terminó 1 a 0 a favor de Atlético Paranaense. En la ida, en Brasil, habían igualado 3 a 3. Así, el equipo de Lucho González –autor del gol de la victoria- será rival de San Lorenzo, Flamengo y Universidad Católica de Chile en el grupo 4.

DEPORTIVO CAPIATÁ 0 - ATLÉTICO PARANAENSE 1

Capiatá 0 - Paranaense 1 - Lucho Gonzalez
Embed