Un fanático había apostado 2 euros a dos combinaciones bastantes improbables en los encuentros del martes por la Champions. Lo cierto es que estuvo a punto de ganar miles de euros, pero un gol le arruinó los planes.
El autor del mismo fue Leroy Sané, jugador del Manchester City, que a ocho minutos del final del duelo ante el Mónaco puso el 5-3 para su equipo y fastidió los planes de un hombre que estuvo al borde de meter un verdadero "batacazo".

El hincha en cuestión había hecho una jugada apuesta: imaginó que Atlético de Madrid iba a ganar 4-2 como visitante del Bayer Leverkusen (algo que sucedió) y puso un 4-3 para el City sobre el Mónaco, resultado que también se hubiera dado, de no ser por la goleadora intervención de Sané. De haberse concretado, el hombre, que había apostado 2 euros, se habría llevado más de 34 mil euros

Embed
"He leído esto en el periódico y quiero disculparme con este pobre hombre", escribió en su cuenta de Twitter el propio Sané, de 21 años, una vez que se enteró de la insólita situación.