La beba de la adolescente de 15 años, que el miércoles dio a luz y que intentó enterrarla viva en el fondo de su casa de Rafael Castillo, se encuentra en buen estado y bajo protección del servicio local de Promoción y Protección de los Derechos del niño.
En tanto, la adolescente deberá continuar internada en el policlínico de San Justo, donde será intervenida quirúrgicamente para que le puedan extraer parte de la placenta.
"A pedido mío, la joven está bajo una 'medida de seguridad preventiva' hasta tanto esté en condiciones de concurrir a una audiencia con el defensor, el fiscal, sus progenitores y el juez", explicó el fiscal de Menores de la Matanza, Marcelo Germinario.
Embed
Además, el fiscal aclaró que debido a que la menor no es punible, "la investigación se realizará en torno a la situación familiar, para saber de dónde provino ese embarazo, y esto se verá a través de una evaluación psicológica y social dirigida a ella y al grupo familiar". Se prevé que la joven obtenga el alta, en caso de evolucionar favorablemente de la intervención quirúrgica.
En cuanto a la salud de la bebé, permanece internada en el Hospital de Niños de San Justo, y desde la fiscalía confirmaron que su "estado de salud es bueno" y que "la nena nació con tres kilos de peso".
La beba está a cargo del servicio local de Promoción y Protección de los derechos del niño, organismo estatal que pertenece al Gobierno de la provincia de Buenos Aires, quien vela por su salud y se encuentra incluida en el sistema de Abrigo de dicha institución, según explicó el funcionario judicial.
Embed
En tanto, el miércoles, el fiscal ordenó que se investigue a la menor por "tentativa de homicidio agravada por el vínculo" y, además, dispuso una "medida de seguridad", es decir, que cuando reciba el alta podría ser derivada a un instituto de menores.
El hecho ocurrió el miércoles cerca de las 8 de la mañana en una humilde casa de la calle Dante Alighieri, en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, en el partido de La Matanza, donde una joven de 15 años embarazada de nueve meses parió sola a su hija y la quiso enterrar en el fondo de su casa.
Pero los llantos de la recién nacida advirtieron a una vecina, quien avisó a la Policía a la línea 911 y la niña pudo ser rescatada.
Embed
Dos oficiales de Policía, Jessica Vivo y Matías Vicente, arribaron a la vivienda y refirieron que no había nadie en la casa y que ingresaron a través de una escalera que le prestó la vecina, de nombre Luisa, que había llamado para alertar sobre el hecho.
ritondo con policías que rescataron a beba.jpg
El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, recibió este jueves en La Plata a los policías que rescataron a la beba y los felicitó por la labor realizada.