La tormenta del lunes último en la provincia de Buenos Aires sorprendió a una madre mientras conducía. Con su hija, intentó avanzar por una zona tapada por agua. Misticismo, histeria y brutal sinceridad, todo en un mismo video. Miralo.
Un temporal de lluvia y viento y la crisis de una conductora -mezcla de histeria y misticismo de una madre al verse rodeada de agua- por el desborde de un arroyo, le dio a Malena por estas horas los breves instantes de fama que prometen las redes sociales.

"¡Malena rezá!", "Malena rezá", le gritaba desesperada una y otra vez la madre al volante de su auto cuando trataba avanzar por una calle anegada y ante la posibilidad cada vez más cierta de que se le apagara el motor.

Malena y el auto.mp4
"Malena se me está quedando el auto... dale, te pido Dios que nos ayudes, Dios te pido por favor llegar a casa. Dios te pido" dice la madre cada vez con más intensidad hasta que, ante el silencio de su hija le gritó: "¡rezá Malena!".

También notablemente preocupada por la situación pero sincera al extremo, Malena se excusó: ¡"no sé rezar!"

Hasta Manu Ginóbili se hizo eco de la situación que afortunadamente no pasó de un susto.

Embed