Un hombre que practicaba snowboard en los Alpes suizos se llevó un buen susto. Al hacer un alto mientras descendía por la ladera de una montaña, la nieve que había bajo sus pies empezó a moverse y, en pocos segundos, el deportista estaba envuelto en medio de una avalancha.
De milagro, tras unos segundos, la avalancha terminó y el hombre salió indemne. La escena quedó registrada en una cámara.