Ambas petroleras suscribieron un acuerdo para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en el área Bajada de Añelo, en la provincia de Neuquén, por 300 millones de dólares.

Las petroleras YPF y Shell suscribieron hoy un acuerdo para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en el área Bajada de Añelo del yacimiento de Vaca Muerta, provincia de Neuquén, con una inversión inicial estimada en 300 millones de dólares.

El acuerdo fue firmado esta tarde por el presidente de Shell Argentina, Teófilo Lacroze, y el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, en la sede de ésta última compañía en el barrio porteño de Puerto Madero.

El acuerdo pondrá en marcha el primer gran proyecto tras el anuncio por parte del presidente Mauricio Macri del plan para impulsar el desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, que incluyó el compromiso de inversiones de las empresas por unos 5.000 millones de dólares durante el primer año y modificaciones laborales para los gremios petroleros.

Bajada de Añelo es un área de 204 kilómetros cuadrados ubicada al noroeste de Loma Campana, en una zona estratégica de Vaca Muerta que cuenta con recursos shale oil y shale gas.

A partir de ahora, ambas empresas negociarán los acuerdos definitivos que otorgarán a cada compañía una participación del 50 por ciento en Bajada de Añelo para el desarrollo de un programa piloto que será operado por Shell.

Estos acuerdos definitivos quedarán sujetos a la aprobación regulatoria pertinente por parte de las autoridades de la provincia del Neuquén.