El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, aseguró por Radio 10 que el gobierno provincial utilizará "todas las herramientas constitucionales" para asegurar el inicio del ciclo lectivo. Además, arremetió contra los gremios: "No representan a la mayoría de los docentes".

Tras el anuncio de un paro docente de 48 horas para el 6 y 7 de marzo, el gobierno bonaerense analiza la posibilidad de otorgar el aumento salarial a través de un decreto. Así, lo deslizó el ministro de Educación de la provincia de Buenos aires, Alejandro Finocchiaro, en declaraciones a Radio 10.

"Estamos decididos a utilizar todas las herramientas constitucionales para asegurar el inicio del ciclo lectivo. No estamos duros, estamos firmes y decididos en que los alumnos tengan asegurado el derecho a la educación", respondió ante la consulta sobre un eventual aumento salarial por decreto.

Embed
Además, arremetió contra los gremios docentes que ayer lanzaron la medida de fuerza en medio de las negociaciones salariales: "Hay una clara intencionalidad política del gremio kirchnerista Ctera de parar. En diciembre, Baradel había anunciado que iban a parar sin sentarse a negociar".

El titular de la cartera de Educación afirmó que en 2016 "no hubo pérdida del poder adquisitivo docente" y remarcó que "en 10 años hubo 110 días de paro" en la provincia de Buenos Aires.

"Que los chicos no sepan comprender un texto es consecuencia del baradelismo. Los gremios docentes no quieren hablar de capacitación docente", agregó el funcionario.

Por último, Finocchiaro resaltó que los funcionarios tienen la indicación de la gobernadora María Eugenia Vidal de "dar el mayor esfuerzo" para que comiencen las clases.