Miles de personas viajaban este sábado en diferentes vehículo hacia diferentes destinos turísticos nacionales, Chile y Uruguay. Las rutas estuvieron cargadas y en el paso a Chile había demora de hasta 5 horas.
En el marco del fin de semana largo por el feriado de lunes y martes del Carnaval, miles de personas viajaban este sábado en diversos vehículos pro las rutas argentinas hacia distintos destinos turísticos.

Desde temprano, muchas rutas mostraron una gran circulación de autos y ómnibus, por lo que hubo demoras de varias horas en el tránsito hacia la costa atlántica, el lugar favorito de descanso para bonaerenses y porteños, y en el cruce cordillerano entre Mendoza y Chile, por los trámites aduaneros.
Embed
Según reportes viales de las comunas bonaerenses, más de 2400 autos pasaron en la mañana por los peajes rumbo a las playas de la provincia.

En ese marco, el paso lento de los automóviles en la autovía 2 generó unas demoras de hasta cuatro horas para llegar desde la ciudad de Buenos Aires a Dolores.

En tanto, en Mendoza, había filas de hasta siete kilómetros de autos para cruzar hacia Chile, donde la espera por trámite en la Aduana era de alrededor de 5 horas. También se registraron sobre la ruta nacional 12, en el puente Zárate Brazo Largo, tanto en la ruta como en el ingreso al puente. Ese es el camino que conduce a Entre Ríos y Corrientes, donde también podrán disfrutar de los carnavales que se realizarán en diferentes ciudades de esas provincias.

Embed

En las rutas 3, 5, 8, y 9 el transito era fluido pero con gran cantidad de vehículos, mientras que en la Ruta 7 entre los kilómetros 386 y 385, a la altura de la laguna La Picasa, permanecía cortada por trabajos en los terraplenes, lo que obligaba a desvíos hacia la Ruta 8, por las rutas provinciales 33 y 14.

Las autoridades prevén que en la mayoría de las ciudades turísticas el clima va a acompañar a los viajantes, ya que si bien se esperan algunas lluvias en centros turísticos, el calor continuará en gran parte del territorio nacional.

A parte de Chile, Uruguay fue otro de los destinos elegidos por los argentinos, ya que registró niveles altos de reservas hoteleras, más precisamente en las ciudades de Montevideo y Punta del Este.