En apenas dos meses hubo un incremento en estos episodios con respecto al año pasado. Ya representa el 55 por ciento de los casos registrados.
De acuerdo con un relevo del Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas (LICIP) de la Universidad Di Tella, los robos violentos aumentaron en lo que va del año hasta convertirse en el 55 por ciento del total de casos de inseguridad.

Al menos un 31,2 por ciento de los habitantes de hogares de los centros urbanos más importantes del país denunciaron un asalto a mano armada en la vía pública o en su casa en enero de 2017. También incrementaron los hurtos de sus pertenencias por la ausencia de los habitantes del domicilio o el robo de autos.

Embed
El informe del laboratorio de la Di Tella mide el Índice de Victimización (IVI) mensual y, aunque el porcentaje subió 0,4 en comparación con enero de 2016, la modalidad de robo violento "tiene una participación relativa del 55 por ciento sobre el total de los delitos sufridos", lo que equivale a 19 hogares de cada cien.

La encuesta se realizó en 1.198 hogares de los 40 centros urbanos más grandes de la Argentina que luego fueron divididos en Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires e Interior del país. De acuerdo con las cifras obtenidas, los robos violentos descendieron un 3,5 por ciento con respecto a diciembre de 2016.

De los delitos ocurridos en todo el país en enero de 2017, denunciados o no, un 17 por ciento corresponde al hurto de objetos personales, un 11 por ciento al robo a viviendas en ausencia de moradores, la sustracción de autos figura con un 3 por ciento y "otros" con el restante 14 por ciento.