Una decena de personas fueron mordidas por palometas este domingo en el río Paraná, en Rosario, donde un sector de la Rambla Catalunya tuvo que ser clausurado.

Los ataques de palometas se registraron al mediodía del domingo, cuando la sensación térmica tocaba los 40 grados.

“La Guardia Urbana Municipal ayuda pero mucha gente no hace caso; nosotros lo único que podemos hacer es advertirles del riesgo”, aclaró el guardavida Sergio Nani a Rosario 3.

Embed