HMD mostró en el Mobile World Congress la vuelta de un viejo teléfono que todos conocen como "indestructible". Se trata del Nokia 3310. La nueva versión si bien se parece muchísimo al viejo teléfono, se actualizó con detalles clave.
Uno de los principales cambios es que tiene un diseño más fino y que, además, se actualizó la versión del clásico juego de la "viborita".

El nuevo teléfono vendrá en cuatro colores: rojo cálido, amarillo, azul oscuro y gris. Su pantalla de 2,4 pulgadas --mayor que la original de 1,5-- a color. Pesa 133 gramos y mire apenas 12,8 milímetros.

Snake, el clásico videojuego, también está disponible en el 3310. Los desarrolladores aprovecharon la nueva terminal para renovar el juego, que vendrá a color y con nuevas funciones.

Embed
El teléfono tiene una batería extraíble de 1.200 mAh que permite hacer 22 horas de llamadas y es capaz de aguantar un mes en modo de espera.

Si bien no se trata de un teléfono inteligente, también tendrá características que esos dispositivos poseen. Si bien se conecta a la red a través de una conexión 2G, se podrá conectar a internet a través del navegador Opera Mini.

Nokia 3310.mp4
También incluirá una cámara trasera de 2 megapíxeles y permitirá introducir hasta 32GB de música en MP3 a través de tarjetas microSD y su puerto de auriculares.

El nuevo Nokia 3310 llegará a las tiendas en abril, y su precio de venta al público será de unos US$50.