Que vuelve, que no vuelve, que hay paro, que este viernes comienza la acción...el fútbol argentino vive momentos de incertidumbre en vísperas de la dilatada reanudación del torneo local, que en teoría tendrá su "reestreno" desde este viernes con la disputa de la 15º fecha.
En este contexto, con un campeonato que tendría que haber empezado hace un mes, los equipos grandes de Primera División vivieron un mercado de pases en donde reinó la pasividad.

Compras poco rutilantes, ínfimo interés en jugadores de renombre y la economía de los clubes en rojo hicieron que, a diferencia de otros años, en este 2017 se haya hablado poco y nada de las incorporaciones, pese a que se avecina un semestre en el que se definirá, además del campeón, los cuatro descensos a la segunda categoría del fútbol argentino.

Es así como Boca y River, por ejemplo, eligieron cubrir los puestos más urgentes en lugar de apuntar a figuras de peso. En el Xeneize, el arquero Agustín Rossi llegó para cubrir la vacante que dejó la lesión de Guillermo Sara, mientras que el ex Lanús, Junior Benítez, vendría a ser el "reemplazante" del desertor Carlos Tevez. Reemplazo con gusto a poco, claro.

En la otra vereda, la tónica se mantiene. El regreso de Ariel Rojas podría considerarse una gran noticia para el pueblo riverplatense. Pero la poca continuidad del mediocampista campeón de la Copa Libertadores y Sudamericana en el Cruz Azul mexicano ponen una señal de alarma por Núñez. Además, llegó el delantero Carlos Auzqui, proveniente de Estudiantes de La Plata.

Embed
Quizás uno de los pocos que haya logrado sumar los denominados "refuerzos de categoría" es Independiente, que concretó luego de muchas trabas el arribo de Walter Erviti (Banfield) y también llegó a un acuerdo con Emmanuel Gigliotti, que vuelve a jugar en el país tras dos años en el fútbol chino. También sumó en el mediocampo al ex Rosario Central, Nery Domínguez.

Embed
Claro que no es un dato menor la cantidad de jugadores que dejó ir el Rojo, entre los que se destacan Víctor Cuesta, Hernán Pellerano, Jorge Ortiz, Cristian Rodríguez, Diego Vera y Germán Denis.

Por su parte, Racing suplantó las partidas de los defensores Nicolás Sánchez y Danilo Ortiz con la llegada de Marco Torsiglieri, mientras que Marcelo Meli reforzó el mediocampista, diezmado ante la salida del paraguayo Oscar Romero.

Finalmente, San Lorenzo afrontará las sensibles partidas de Martín Cauteruccio, Sebastián Blanco, Mauro Matos y Emmanuel Más con dos caras nuevas: el ex Tigre Rubén Botta y el paraguayo Robert Piris Da Motta.

Fuera de los equipos grandes hay que nombrar algunos nombres que jerarquizarán el fútbol argentino desde este semestre, como el caso de Juan Sebastián Verón (Estudiantes), Juan Manuel Martínez (Vélez), Darío Cvitanich (Banfield) y Lucas Melano (Belgrano).