Catriel Etcheverri
Catriel Etcheverri
El ministro de Producción, Francisco Cabrera, había anticipado una caída del 20% en los valores de contado. A 30 días de la entrada en vigor del programa, el resultado es más que decepcionante al tiempo que se disparó la financiación en cuotas.

Embed

El 24 de enero pasado el ministro de Producción Francisco Cabrera y el secretario de Comercio, Miguel Braun presentaron en Casa Rosada el programa "Precios Transparentes". Aseguraban entonces que los precios de contado estaban inflados para financiar de manera solapada las cuotas sin interés que impulsaron el consumo en los últimos años y que permitió a los sectores más postergados acceder a bienes que antes no podían al diferir los pagos.

Cabrera prometía en ese entonces que al transparentar los costos de financiamiento bajarían hasta un 20% los precios de contado. El plan entró en vigencia el pasado 1° de febrero con una performance más que decepcionante. Los precios de contado apenas habían bajado en torno a un 4% mientras que el financiamiento para comprar en cuotas se había disparado en algunos casos hasta a un 72%.

Embed
La explicación oficial fue sencilla: el programa va a funcionar, sólo hay que dar tiempo a que se acomoden los precios merced de la competencia. Advirtieron además que si no bajaban ello implicaba que se está ante un mercado cartelizado y en consecuencia iba a tener que actuar la comisión nacional de defensa de la competencia.

Un mes más tarde los precios de contado no han variado y las cuotas siguen tan altas como cuando debutó Precios Transparentes y se disparó el costo de financiación.

minutouno.com relevó los precios de cerca de medio centenar de electrodomésticos en las principales casas del rubro del país. Lo hizo el 24 de enero, día en que se anunció Precios Transparentes, el 1° de febrero en coincidencia con la entrada en vigor del programa ideado por el ministerio de Producción de la Nación, y el 1° de marzo pasado, al cumplirse el primer mes del programa.

Embed
Muy lejos de la caída del 20% anticipada por el Gobierno, los precios de contado apenas retrocedieron un 5,13% en promedio. La gran ventaja que iba a significar comprar al contado sigue siendo por el momento una expresión de deseos. Por el contrario los sectores más postergados, los que no pueden incurrir en un gasto importante en un solo pago y deben recurrir a las cuotas de modo de prorratear en 6, 12 y hasta 18 meses el pago de una heladera, lavarropas o cualquier otro artefacto ahora lo hacen a un costo mucho más alto que antes.

Los costos de financiación se elevaron en algunos casos hasta el 72%. Comprar en 12 cuotas, por fuera del programa "Ahora 12" implica un costo de financiación en torno al 33% mientras que hacerlo en 18 cuotas llega al 71,3%.

El adiós al "sin interés" promovido por el Poder Ejecutivo todavía no alcanzó los objetivos buscados y promete profundizar la contracción del consumo experimentada a lo largo del año pasado.

Embed
También se dan casos en los que los precios de contado no sufrieron cambio alguno, pero los montos de las cuotas de esos mismos productos financiados subieron hasta un 16% entre el anuncio del programa y el pasado 1° de marzo.