Ocurrió en el puerto de Alicante. Quiso llegar a la escultura a la que llaman Estatua de Ícaro o del surfista y terminó de manera inesperada. El video se viralizó.