Si bien seguirán perteneciendo a la empresa PwC, nunca más podrán asistir a una ceremonia de los Oscar.

Martha Ruiz y Brian Cullinan, responsables del mayor papelón en la historia de los Oscar, no podrán volver a asistir a una premiación. Luego de la confusión generada sobre el final de la ceremonia, la consultora publicó un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Seguí leyendo más en RatingCero.com