En la previa del amistoso frente a Huracán que se disputó en el Cilindro el último 18 de febrero, la denominada "Guardia Imperial" sometió a otro hincha al que acusaron de traidor. Terminó desnudo y atado en plena calle.
La información, dada a conocer por el periodista Pablo Carrozza en las redes sociales, agrega que el hombre en cuestión terminó "desnudo, atado, golpeado y abusado" por las agresiones de la barra de Racing.

Embed

Embed

Embed
Aparentemente, la víctima fue acusada por la barra oficial de tener vínculos con la facción disidente y de darlo a conocer en las redes sociales.