Un efectivo de la Policía de la Ciudad fue asesinado de un balazo en el pecho cuando se resistió a ser asaltado por delincuentes que pretendieron robarle su camioneta en Wilde.

Un policía fue asesinado de un balazo en el abdomen al ser asaltado cuando llegaba en su camioneta a su casa de la localidad bonaerense de Wilde, partido de Avellaneda.

La víctima fue identificada como José Ramón Acosta, de unos 45 años, sargento de la Policía de la Ciudad que prestaba servicio en la comisaría 38, en Flores, jurisdicción donde ocurrió el crimen de Brian Aguinaco (14) y donde ayer hubo una reunión por seguridad con los vecinos.

Embed
El hecho se produjo anoche, alrededor de las 22, en la esquina de las calles Camacuá y Yapeyú, al sur del Conurbano, frente a la casa de la víctima, donde entre cuatro y siete ladrones, que se movilizaban en dos autos, interceptaron la camioneta que conducía el suboficial vestido de civil.

Según informaron fuentes policiales, el agente se enfrentó con los ladrones, a uno de los cuales alcanzó a herir, pero terminó asesinado.