En la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano cada día llegan a las fiscalías un promedio de siete denuncias por casos de usurpaciones de viviendas.

Sin embargo este panorama aumenta cada jornada, ya que las fiscalías de Capital Federal reciben cada jornada unas tres causas por usurpaciones y en territorio del Conurbano hay un promedio de cuatro cada 24 horas.

Según le dijo a Diario Popular el abogado Javier Miglino, de la asociación Defendamos Buenos Aires, los barrios más afectados por la intrusión de casas son, en estricto orden de consideración, San Telmo, Belgrano, Flores, Liniers y Almagro. "Son muchos casos y esta modalidad delictiva sigue creciendo cada año", reveló el titular de la organización.

Desalojados
Desalojados en la vía pública
Desalojados en la vía pública

Fuentes judiciales de ambos distritos señalaron que los llamados "okupas" llevan a cabo tareas de inteligencia previa, en búsqueda de espacios vacíos para dar con la vivienda a usurpar. Por ejemplo, están a la expectativa del vencimiento de los contratos de alquiler, ya que ese tiempo en que el lugar está vacío es cuando se registra la ocupación.

Los intrusos profesionales violentan las puertas o ventanas de las viviendas. También hay muchísimos casos con amenazas, incluso utilizando objetos contundentes o directamente armas.