El youtuber Trikkstar fue duramente criticado en los medios británcos después de que publicara su peligrosa travesía en el Docklands Light Railway (DLR). No apto para quienes sufren de vértigo.