El ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, negó que el gobierno bonaerense vaya a sancionar a los gremios docentes por el paro de este lunes y martes e instó a retomar el diálogo con los maestros. "Es un día triste para la Argentina", dijo sobre la primera jornada de huelga.
En el inicio del paro docente de 48 horas, el gobierno bonaerense negó sanciones a los sindicatos que no acataron a la conciliación obligatoria y pidió "volver a la mesa de negociación cuanto antes".

El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, afirmó que el gobierno que encabeza María Eugenia Vidal no se va a "regodear con el incumplimiento de la conciliación obligatoria" por parte de los docentes que adhirieron a la huelga nacional.

marcelo-villegas.jpg
En este sentido, calificó a la jornada como "un día con un tinte de amargura, triste para la Argentina", a raíz del paro nacional docente que cumplen los gremios nacionales docentes y tras el fracaso de las reuniones paritarias bonaerenses, que finalizaron el viernes con el dictado de la conciliación obligatoria que fue desconocido por los sindicatos.

"Nuestra intención es volver a la mesa de negociación cuanto antes. Nosotros no nos vamos a regodear con el incumplimiento de la conciliación obligatoria para meter multas a los sindicatos o meternos con la personería, no nos interesa, no queremos comernos las entrañas de las organizaciones sindicales. Queremos que los chicos vuelvan a clases", sostuvo el funcionario provincial.


Embed
"Hemos puesto todo, todo lo que había que dejar en defensa de los intereses de los chicos bonaerenses y sus familias para traer la racionalidad que por vía del diálogo no pudimos conseguir", reflexionó.