Un ex cuñado de Pascal Troadec, el padre de la familia francesa que desapareció el pasado 16 de febrero, confesó ser el autor del cuádruple asesinato.
El homicida confesó y su ex pareja, la hermana de Troadec, fueron detenidos este en Brest, en el extremo occidental de la región francesa de Bretaña.

Durante el interrogatorio en la Gendarmería de esa localidad, el ex cuñado afirmó haber cometido los asesinatos a causa de unas diferencias en el reparto de una herencia, señalaron este lunes los medios franceses, que siguieron la cobertura del suceso que mantuvo en vilo al país.

Embed
La policía busca ahora los cuerpos a una decena de kilómetros de Brest.

Los dos sospechosos ya habían sido interrogados el pasado 25 de febrero, después de que la policía encontrara en la vivienda familiar de los Troadec en Orvault, a las afueras de Nantes, abundantes rastros de sangre de los dos padres, Pascal y Brigitte, y del hijo, Sébastien (21 años). No se encontró sangre de la hija, Charlotte (18 años).

Los investigadores hallaron restos de ADN del ex cuñado en el domicilio familiar de los Troadec y en el auto del hijo, descubierto cerca del puerto de Saint Nazaire, a unos kilómetros de la vivienda de la familia.

El presunto asesino, que será presentado este lunes ante la justicia para su imputación, había dicho en el primer interrogatorio que no tenía relación con la familia, a la que no veía desde hace años.