Emma Watson se defendió de quienes la acusan de "hipócrita" por posar con su torso semidesnudo para la revista Vanity Fair.

Emma Watson sorprendió a todos cuando realizó un topless para la revista Vanity Fair. Dada su lucha por la identidad de género, muchas mujeres tomaron esta producción como un gesto "hipócrita" de la actriz y la criticaron.

Nota Relacionada: El topless de Emma Watson

La protagonista de La bella y la bestia no se quedó callada y respondió: "No entiendo qué tienen que ver mis pechos con el feminismo".


Seguí leyendo en RatingCero.com