El integrante del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid lamentó los incidentes del final, a los que calificó de "epílogo lamentable". Y sostuvo: "Esta imagen de violencia va a ser utilizada por el Gobierno. Estos energúmenos han sido funcionales".

Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato que comanda la CGT, sostuvo que la marcha de este martes fue "una representación ejemplar del malestar que tienen los trabajadores por las políticas económicas" del Gobierno Nacional. Y calificó los incidentes del final como un "epílogo fue lamentable".

Embed

"El epílogo fue lamentable. Mil energúmenos no pueden de ninguna manera distorsionar la disciplina, la organización y lo pacífico que fue la marcha sin cometer ningún desmán", expresó Schmid. "Estoy seguro que la gente estaba allí no tenía ninguna vinculación con los sindicatos", añadió.

Embed
"Nunca en un acto de la CGT, una vez que se desconcentra, un grupo subió a destruir el escenario", recordó Schmid. "Si hubiéramos dicho que el paro era el 10 de abril hubieran protestado porque no era el 9. Era evidente el malestar de los que no tienen ninguna vinculación con la CGT", agregó.

Embed

En ese sentido, Schmid lamentó que "esta imagen de violencia va a ser utilizada por el Gobierno. Estos energúmenos han sido funcionales". Y expresó: "Mentiría si le diría si estoy exultante".