Natalia Fernández, de 26 años, estaba embarazada de seis meses y murió de un tiro en el pecho en Morón. Su pareja, policía exonerado y con arresto domiciliario, aseguró que la víctima se disparó sola manipulando un arma.
Una mujer policía murió este martes luego de recibir un disparo en el pecho. Estaba embarazada de seis meses y según declaró su pareja, un efectivo de la policía de Esteban Echeverría, la víctima estaba manipulando el arma cuando se disparó sola.
Embed
Natalia Fernández tenía 26 años. Su pareja, Maximiliano Fantino, había sido exonerado de la fuerza el año pasado y cumplía un arresto domiciliario.
Por sus antecedentes, el fiscal que investiga la causa puso en duda la versión del hombre e investiga el hecho por un posible femicidio.