Santorini, Creta y Mykonos son los destinos turísticos más conocidos de Grecia, pero el país europeo esconde secretos en sus más de 1200 islas, la mayoría deshabitadas. Entrá y conocé los paraísos que permanecen ocultos.
Creta, Mykonos y Santorini pueden ser los destinos turísticos más recurrentes de los viajeros en Grecia, pero con más de 1200 islas (de las cuales 227 están habitadas) no hace falta caer en los mismos itinerarios.

Hay opciones para los visitantes que disponen de tiempo para largos viajes en ferry y para los que tienen apenas un fin de semana y deben ahorrar horas auxiliados por un avión. Cada isla tiene su historia -y su mitología- al borde de sus playas de arena blanca o guijarros.

Embed
  1. Paleokastritsa, Corfú. El "viejo fortín" ubicado a 25 kilómetros del pueblo de Corfú. Esta playa ofrece una combinación de naturaleza imponente, agua fría y tabernas pintorescas donde se disfruta la gastronomía local.

  2. Filiatro, Ítaca. Cerca de Corfú, también en el mar Jónico, está la isla de arenas blancas cuyo nombre figura en la Ilíada. Aunque las descripciones del texto de Homero no coinciden con su paisaje, sus playas cautivan al visitante.

  3. Navagio, Zante. La tercera jónica de la lista también figura en la Ilíada, pero es su "playa del naufragio" la que le da proporciones épicas con apenas 405 km. cuadrados de superficie.

  4. Sarakiniko, Milos. Parece un paisaje lunar, pero la playa de Sarakiniko es el resultado de la erosión del viento sobre las piedas blancas y es ideal para los amantes de lugares recónditos y únicos para descansar.

  5. Playa Roja, Santorini. Se extiende al pie de un acantilado cerca de las ruinas de las ruinas de Akrotiri en la isla volcánica de Thera (tal es el nombre oficial de Santorini). Su agua es cristalina, templada y calma, un lujo para nadar o mirar desde la orilla.

  6. Lindos, Rodas. Quizás el coloso de Rodas sea una de las siete maravillas del mundo, pero las playas que lo rodean en el archipiélago del Dodecaneso no se quedan atrás.

  7. Sarakino, Skiros. Es una de las islas Espóradas, un pequeño archipiélago en el mar Egeo que ofrece una costa espléndida.