En conferencia de prensa, el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor; el candidato a presidente de AFA, Claudio Tapia; Sergio Marchi, y el vicepresidente de la Comisión Normalizadora, Javier Medin, celebraron el regreso del fútbol.
La pelota volverá a rodar oficialmente este jueves en el fútbol argentino debido a que la AFA y Agremiados firmaron hoy el acuerdo que permitió el levantamiento de la medida de fuerza de los jugadores.

En la reunión que se desarrolló hoy en el ministerio de Trabajo, que fue mucho más intensa de lo que se esperaba, el presidente de la Comisión Normalizadora, Armando Pérez, y el titular de agremiados, Sergio Marchi, ratificaron el acuerdo que habían alcanzado el martes y por eso este jueves Vélez y Estudiantes pondrán en marcha la decimoquinta fecha del torneo de Primera División.

Embed

El encuentro que comenzará a las 21 en Liniers marcará el esperado reinicio del fútbol doméstico, en tanto que desde el viernes se disputarán también partidos correspondientes a la Primera B Nacional, Primera B y C.

En conferencia de prensa, el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor; el candidato a presidente de AFA, Claudio Tapia; Sergio Marchi, y el vicepresidente de la Comisión Normalizadora, Javier Medin, celebraron el regreso del fútbol.

Hay acuerdo en la AFA.mp4

Claudio Tapia valoró hoy el "esfuerzo" que hicieron la AFA y Agremiados "para que la industria del fútbol se ponga en marcha".

"Hemos hecho un esfuerzo importante para que la industria del fútbol se ponga en marcha", sostuvo Tapia en la conferencia de prensa posterior al acuerdo firmado en el ministerio de Trabajo.

Sabían los dirigentes que no tenían margen para anunciar un nuevo fin de semana sin fútbol. "Ojala esto no se vuelva a repetir y cada uno sepa que debe gestionar bien, que hay que cambiar, transformar", dijo Marchi tras celebrar el acuerdo y agradecerle la predisposición a los futbolistas.

Embed
Tan caliente fue la reunión que Marchi contó que hubo "roces pero cada uno sabrá interpretar que es en el marco de las responsabilidades que cada uno debe ejercer".

La pelota volverá a rodar después de ochenta días y de idas y vueltas que dejan en clara evidencia la profunda crisis institucional y económica en la que está inmersa el fútbol argentino.