El comerciante quería que le aprobaran la ampliación de su supermercado. Pidió una reunión y le entregó la pava, pero adentro de la caja había cien mil pesos.

Un comerciante de nacionalidad china intentó sobornar a la intendenta de Baradero , Fernanda Carolina Antonijevic para que le aprobaran la ampliación de su supermercado.

El hombre de 55 años, se acercó hasta la municipalidad local y llamó a la puerta del despacho de la jefa comunal, quien le permitió su ingreso y le entregó una pava electrolítica a modo de regalo, pero en su interior había 100 pesos.

pava eléctrica

Después de recibir el obsequio la titular del ejecutivo de Baradero se negó. Sin embargo, ante la insistencia del comerciante, la dificultad para entenderse y porque creía que era un presente por el Día Internacional de la Mujer, aceptó el regalo.


Luego, el individuo le pidió por la aprobación de la ampliación de su local, a lo que la intendenta le explicó los procedimientos administrativos que debía continuar para ello. Sin embargo, cuando el comerciante se retiró, grande fue la sorpresa de la jefa comunal al abrir la caja y encontrar dinero dentro, que luego se determinó totalizaba la suma de 100 mil pesos.

"La intención para mi era dejarme la plata para después pasar a firmar", comentó, tras lo cual, precisó, mandó a buscar al comerciante y decidió llamar al comisario para que labre el acta correspondiente.

La causa quedó a cargo del fiscal Hernán Granda, a cargo de la UFI N° 8 descentralizada de Baradero, ordenó a efectivos de la Estación de Policía Comunal local que dieran con el ciudadano chino.