WikiLeaks publicó casi 9.000 documentos que revelaban las actividades y herramientas utilizadas por los hackers de la CIA entre 2013 y 2016.
Algunos de esos documentos informaban que la agencia estadounidense podía ingresar a las aplicaciones de mensajería más famosas del mercado. Sea como sea, no es así.

Expertos en seguridad informática, como Edward Snowden, quien está refugiado en Rusia hace años por haber revelado el plan de espionaje de la NSA, explicó que la seguridad de las aplicaciones de mensajería no fue comprometida, sino que los sistemas operativos de móviles lo eran.

Embed
Cuando un hacker de la CIA podía romper la seguridad de un teléfono con Android o un dispositivo con iOS toda la información del mismo era comprometida, pero eso no significa que los sistemas de seguridad de, por ejemplo, WhatsApp o Telegram hayan sido corrompidos.

Embed

¿Cómo hacen para ingresar a los dispositivos? A través de errores llamados zero days. Estos errores no son revelados y tuvieron "cero días" para ser arreglados. Por ese motivo pueden ser explotados de una manera muy simple sin que ningún sistema de seguridad se los interponga.