La web está llena de tips de belleza para conservar el semblante joven pero sólo algunas son lo suficientemente fáciles para pertenecer al botiquín hogareño. En esta nota, te revelamos una de esas opciones.
La mayoría de las personas tienen una rutina definida antes de irse a dormir, y muchas veces eso incluye algún tratamiento estético, desintoxicante o reafirmante para la piel. A la sana costumbre de tomar agua y dormir ocho horas se le puede agregar tres remedios caseros para evitar las arrugas.

Como si se tratara de uno de los remedios caseros recomendados por la abuela, estas lociones dejan el rostro más fresco sin componentes sintéticos. Basta con mantenerlas en la heladera y aplicarlas antes de ir a la cama.

Mascara facial.jpg

  1. Crema de miel. Se mezcla en un bol una cucharada de miel, un poco de yogur natural sin azúcar, dos claras de huevo y cinco gotas de aceite de almendras. Se aplica en la cara y se lava al día siguiente. Es ideal para la comisura de los labios o las líneas de expresión.

  2. Loción de leche. Se mezcla en un bol 100 gramos de leche, una cucharadita de miel, dos yemas de huevo crudo, 120 gramos de mayonesa, 120 gramos de crema agria, 50 gramos de lecitina en polvo y una cucharada de agua hervida, se aplica en la cara mañana y noche, y se deja actuar por 30 minutos antes de lavarla con un algodón humedecido.

    Mascara facial.jpg

  3. Aloe vera y pepino. Se licúan 100 gramos de pulpa de aloe vera y 100 gramos de pepino y la cantidad suficiente de agua para que quede una loción sin grumos que luego se aplicará en la cara y se dejará secar toda la noche. El aloe vera penetra en lo más profundo de la piel y estimula la producción de elastina y colágeno para que se vea más joven.