Guillermo Torres estaba casado y tenía tres hijos. Era uno de los trabajadores más antiguos de la agencia. "Se llevaron absolutamente todo y antes de irse le dispararon en la cabeza", dijo un testigo.
Alrededor de las 4.30 de la madrugada, un grupo de tres delincuentes ingresó a una agencia de remises ubicada en la calle 9 de julio en José León Suárez, de la localidad bonaerense de San Martín. Había cuatro trabajadores a los que, a punta de pistola, les pidieron la recaudación del día además de las llaves de los autos y sus celulares.
Embed
"Les dimos absolutamente todo, nadie se resistió", contó a C5N uno de los testigos del hecho.
"Cuando se estaban yendo vino otro compañero al que le gatillaron en la cabeza pero el tiro no salió. Le pidieron las llaves del auto y se lo llevaron. Antes de irse, dispararon y el tiro le dio en la cabeza a Guillermo. Murió en el acto", relató el hombre. En total, los delincuentes se escaparon en tres autos con la recaudación del día además de dinero y los celulares de los conductores.

En la comisaría cuarta de San Martín se instruyeron actuaciones por "homicidio en ocasión de robo".