Para el fiscal existe responsabilidad por parte de los efectivos policiales que tenían la custodia de los presos. "No me rozan (las amenazas) voy a seguir investigando hasta las últimas consecuencias", disparó.
El titular de la Fiscalía N°3, Nelson Mastorchio que lleva adelante la investigación por la muerte de siete presos de una comisaría de Pergamino, recibió amenazas.
"No me rozan, voy a seguir hasta las últimas consecuencias", dijo Mastorchio en relación a las amenazas que recibió. Es que para el letrado, la policía a cargo de la custodia de los reclusos tiene responsabilidad en lo que pasó.
Embed
"Tengo una idea clara y precisa de lo que ocurrió. Jamás me voy a olvidar lo que vi ahí. Es una causa indignante desde cualquier punto de vista humano", explicó. El fiscal fue quien apartó de la investigación a la Policía de la provincia de Buenos Aires y puso a disposición a la Policía Federal.
En las últimas horas se conocieron además audios de algunos de los sobrevivientes que explican qué fue lo que pasó el día que murieron los siete presos y responsabilizan a los policías que no abrieron la celda.