Un hombre del departamento santiagueño de Ojo de Agua increpó a un vecino por los mensajes de WhatsApp que le enviaba a su esposa. Cuando le revisó el celular, se encontró con lo peor.
Un celular obró como disparador de un escándalo entre dos vecinos, enfrentados por una mujer, al delatar una relación con imágenes explícitas.

Ocurrió en la ciudad de Ojo de Agua, Santiago del Estero. Todo se inició cuando la mujer recibió, como casi todas las mañanas, un mensaje de WhatsApp del vecino que encendió el alerta de su esposo. El hombre, lleno de sospechas, le arrebató el aparato y descubrió un mensaje excesivamente amistoso de parte de su vecino.

Embed
Acto seguido, el hombre tomó una escopeta, caminó unos 70 metros hasta la casa del vecino, golpeó la puerta y lo enfrentó. "Escúcheme, no sé qué pasa pero pará de mandar mensajes de WhatsApp a mi mujer", le recriminó, según publicó El Liberal.

El dueño de casa no supo qué contestar y el hombre celoso le arrebató el celular mientras lo tenía encañonado. Al buscar "pruebas", descubrió lo peor: un video de su esposa practicándole sexo oral al vecino.

Embed
Esto suscitó un incidente mayúsculo, con gritos, golpes y amenazas, el esposo engañado recuperó la calma y acudió a la policía. Llegó a la comisaría con la escopeta y los dos celulares: el de su mujer y del vecino.


Sin embargo, terminó tras las rejas por el delito de "amenazas" y, aunque en las últimas horas quedó libre, pesa sobre él una orden de restricción de acercamiento a su vecino.