Ocurrió en un micro que viajaba desde Bariloche a Comodoro Rivadavia. El hombre murió en pleno viaje y no pudieron trasladarlo por otro medio.

Un escalofriante episodio tuvo lugar en un micro de larga distancia que iba desde la localidad de San Carlos de Bariloche hasta Comodoro Rivadavia, donde uno de los choferes falleció y los pasajeros del ómnibus tuvieron que convivir con el cadáver por seis horas.

El conductor tenía 37 años y murió de forma natural mientras dormía después de haber intercambiado el volante con otro chofer. Cerca de la 1 de la mañana, el segundo hombre lo quiso despertar, pero su compañero ya no tenía pulso. Los pasajeros se despertaron por los gritos desgarradores del conductor, que estaba en shock.

Embed

A las 3 de la mañana el micro llegó a la localidad de Río de Mayo, donde se acercó una ambulancia. Por motivos que se desconocen, los profesionales se negaron a realizar el traslado, así que el cadáver debió permanecer arriba del micro.

La mayoría de los pasajeros continuó el trayecto en otro micro de otra empresa, pero cinco adultos y un menor siguieron rumbo hasta Sarmiento, donde llegaron a las 7.30 de la mañana. Recién ahí se pudo realizar el traslado del chofer sin vida.

Mónica, una de las pasajeras, denunció que en la unidad no había ningún tipo de botiquín de primeros auxilios ni radio o algún elemento de comunicación con el que pudieran hablar ante una emergencia de esta magnitud.