En el arranque del segundo tiempo, el Millonario apretó a Unión contra su arco e Ignacio Fernández reventó el travesaño desde lejos. La pelota después pareció picar adentro, pero el árbitro Germán Delfino dijo que no. ¿Qué te parece?