El FBI puso un precio de US$3 millones sobre la cabeza de Evgeniy Mikhailovich Bogachev, quien se convirtió en el hacker más buscado del mundo.
Si bien se puede imaginar que Bogachev podría vivir recluido en algún lugar desconocido y recóndito del mundo y con un perfil bajo, la realidad es que no es así. El hombre vive en la ciudad rusa de Anapa con sus autos lujosos, sus gatos y sus pijamas de leopardo.

El FBI acusa de Bogachev de estar detrás de una larga lista de delitos, entre los que destaca el robo de unos US$100 millones.

Las autoridades estadounidenses aseguran que Bogachev creó un virus llamado Zeus que accedía a computadoras de todo el mundo y robaba información bancaria, lo que habría generado millones de dólares en robos.

Embed

El New York Times publicó durante el fin de semana una artículo donde relaciona a Bogachev con labores de espionaje del gobierno ruso.

Hasta ahora se habían viste imágenes de Bogachev en primer plano. Ahora, gracias al reportaje del New York Times, se puede ver al hacker en otras poses más relajadas como sosteniendo a uno de sus gatos mientras luce un pijama de leopardo y gafas de sol o navegando en su yate.