El nuevo plan de salud impulsado por los republicanos del presidente Donald Trump en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. haría que hasta 14 millones de estadounidenses pierdan su cobertura médica en 2018 y 24 millones en 2026, según un informe de la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO).

La CBO evalúa, de manera independiente, los efectos de los proyectos de ley en el país, tanto a nivel político como económico.

La propuesta sí logra uno de los principales objetivos de los republicanos, reducir el déficit federal en 337.000 millones de dólares en diez años. El déficit estadounidense en 2016 alcanzó los 587.000 millones de dólares.

la Oficina de Presupuestos del Congreso

"Los mayores ahorros provendrían de las reducciones en los desembolsos para Medicaid", el programa para ofrecer acceso sanitario a las personas de bajos recursos, y de "la eliminación de los subsidios de la Ley del Cuidado de Salud Accesible (ACA, por sus siglas en inglés)", apunta el informe.

"Las reducciones en la cobertura de seguro entre 2018 y 2026 provendrían en gran parte de los cambios en la inscripción a Medicaid, porque algunos estados frenarían su expansión y algunos estados que la hubieran ampliado en el futuro elegirían no hacerlo", agrega.

Donald Trump

Según el estudio, con la ley actual, conocida con Obamacare, en 2026 quedarían 28 millones de personas sin seguro médico en el país, mientras que con el plan republicano ascenderían a casi el doble, 52 millones.

La derogación y reemplazo del Obamacare es una de las grandes promesas de campaña del presidente Donald Trump, quien sí respalda la propuesta y ya ha comenzado una ofensiva mediática para defenderlo ante la ciudadanía.