Durante uno de los entretiempos de un partido de los Atlanta Hawks se realizó la Kiss Cam, donde parejas de fanáticos tienen que besarse cuando aparecen en cámara. Uno de ellos le negó el beso a su novia y ella decidió besarse con el desconocido de al lado.