Intel anunció que cerró un acuerdo para comprar la firma israelí Mobileye en una operación valorada en unos US$15.300 millones.
La firma Mobileye, con sede en la ciudad de Jerusalén, es uno de los principales fabricantes mundiales de tecnología de prevención de accidentes y conducción autónoma.

"Esta adquisición supone un gran paso adelante para nuestros accionistas, la industria automotriz y los consumidores", dijo el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich.

Embed
El máximo ejecutivo de la firma californiana destacó una vez que se complete la compra les permitirá acelerar el futuro de la conducción autónoma con un precio más bajo para los fabricantes.

Las dos empresas dijeron en un comunicado conjunto que esperan cerrar la operación en los próximos nueve meses una vez que reciba el visto bueno del regulador.

La firma israelí aseguró en febrero que está planeando junto al fabricante alemán Volkswagen poner en marcha un nuevo estándar de navegación para la conducción autónoma a partir de 2018.